15.11.09

Libros de amigos 3

Me fue imposible asistir, pero el pasado 6 de noviembre se presentó en Montoro la novela El legado del Emir, obra de mis estimados amigos Rosario Lara y José Ramón Rico.


Como su anterior obra Abderramán El Emigrado (de la que es continuación), está publicada por la editorial cordobesa El Almendro.

La presentación tuvo lugar en las Tercias y, según veo en las fotos que me mandan, contó con gran afluencia de público.

En el acto intervinieron Jesús Peláez (editor), Miguel A. Palomino (profesor de literatura del IES Jándula de Andújar), Antonio Sánchez (alcalde de Montoro) y los propios autores.

Al parecer habrá una presentación en Córdoba; tal vez en el Conjunto Arqueológico de Madinat al-Zahra. Creo que es lo menos que merece una obra que contribuye al conocimiento y disfrute de nuestro pasado. No me la perderé.

18.10.09

Tentecarretas




Domingo otoñal/veraniego en un paradisíaco paraje talbanés al que nos conduce Victorio en busca de certezas arqueológicas. Reunión de gentes de diversos tipos y lugares: experimentados espeleólogos de Priego, ancianos lugareños con muchos años y sabiduría a sus espaldas, arqueólogos de Córdoba, amigos que se desplazan desde Granada…

Manantiales, albercas (una octogonal, de fábrica hispanomusulmana sin duda), lavaderos…agua…mucha agua….. Y naranjos, granados, higueras, nogales… en un vergel arenoso que sin duda hubo de estar bien defendido desde época romana, al menos. Pues sorprende este oasis entre los campos resecos de la campiña.

Tras el minucioso y admirable trabajo de los espeleólogos-buzos (quienes se sumergieron en las ignotas e inundadas galerías), parece que se trata de una “cueva de agua” tallada por el hombre para represar el manantial, luego utilizada en alguna época seca como lugar de enterramiento, dado el ajuar funerario y las osamentas de época romana que los lugareños encontraron hace ya unos decenios.

Una memorable jornada tachonada de intensos aromas, sonidos y colores. Y de camaradería y gusto por el conocimiento.

MÁS FOTOS: AQUÍ.
También disponible algún pequeño video: ACÁ.

5.9.09

Calor

..
"El viento caliente del verano, que transporta olores errantes, le place más a Eros que el aire acondicionado".


CLAUDIO MAGRIS, diario El Mundo, 27 de julio de 1998.
..

29.8.09

La amistad (Cicerón)

..
Traemos hoy algunas citas de Cicerón sobre la amistad encontradas en la Red:

"La amistad es un perfecto acuerdo sobre las cosas divinas y humanas, junto con un sentimiento recíproco de benevolencia y afección."

"Vivir sin amigos no es vivir."

"Este es el primer precepto de la amistad: pedir a los amigos sólo lo honesto, y sólo lo honesto hacer por ellos."

"La confidencia corrompe la amistad; el mucho contacto la consume; el respeto la conserva."

"Si la amistad desapareciera de la vida, sería lo mismo que si se apagara el sol, porque nada mejor ni más deleitoso hemos recibido de los dioses inmortales."
..

15.8.09

Londres 2009/I (arquitectura…)

Cursillo de inmersión lingüística en Londres con cargo a la Junta de Andalucía o, más bien, a la Unión Europea. Salida desde Málaga un tanto caótica. Llegada aún más caótica y dilatada a Londres. Nos atienden tarde y mal en la McLaren House, la residencia universitaria donde nos alojaremos durante los quince días que durará la “inmersión”.

Tras la temprana cena (a la que habré de acostumbrarme), ducha y salida nocturna a explorar los alrededores con un grupo de gente joven que acabo de conocer y que forman parte de la expedición inmersora andaluza. Recalamos en un pub cercano a la residencia donde trasegamos una pinta de cerveza mientras charlamos, y nos vamos conociendo, sentados en el exterior pues la noche es calurosa para lo esperable en Londres (luego me acabarían faltando camisetas de manga corta…).

Al día siguiente sesión de instrucciones y evaluación de nuestros conocimientos de inglés en un aula grande (especie de Aula Magna o Paraninfo) de la Southbank University. Cuando acabamos es la hora de comer (12-12:30 horas). Después, pequeña siesta para recuperar algo de fuerzas tras el viaje y sus alteraciones, y salida a los alrededores de la City y Southbank.

Un día más tarde (martes 30 de junio) dan comienzo las clases. En el grupo que me asignan somos mayoría los profesores andaluces. Se suman cuatro jóvenes gallegos de Lugo y dos eslovenos. Todos nos caen muy bien; son educados y simpáticos. Este día si que me incorporo a la excursión oficial: la catedral de San Pablo. Cruzamos por encima de la pasarela de Foster y subo hasta lo más alto permitido de la cúpula (falsa cúpula) de St. Paul. Allí observo la nueva arquitectura londinense, sobre todo hacia la City: se está construyendo mucho; numerosas grúas, gigantescas grúas que parecen de puerto, erizan el cielo de Londres; mucho hierro y cristal, mucho cristal, pienso, con técnicas arquitectónicas que parecen basarse en el ensamblaje de placas metálicas, vigas y cristales. No veo hormigoneras, ladrillos, ni sillares. En cuanto a los formas, gran diversidad: edificios verticales, horizontales, rectos, curvos, con remates en sus cornisas o repetitivos, rectos, cúbicos… Reconozco lo rápido y práctico de estos sistemas de construcción, y lo estéticamente “moderno” de su resultado, pero ignoro sus costos a la hora de mantener la temperatura interior (aunque sé de las técnicas de Foster, pero en aquellos calurosos días se hubo de repartir agua a los usuarios del Metro, en cuyas galerías se alcanzaron los 45º)… Otro día, cerca de la McLaren, me pareció ver un rascacielos (o un edificio muy alto) con aerogeneradores eólicos…

En cualquier caso Londres me pareció un excelente compendio de arquitectura moderna (es decir, actual), si bien desconozco lo que se está haciendo en Nueva York o en otros lugares del mundo como Dubai, donde sé que se levantan audaces construcciones al calor del dinero de los petrodólares, aunque me da la impresión de que pueda ser como la arquitectura de Las Vegas: edificios-escaparate, fachada, cartonpiedra; solo útiles para turistas, gentes de paso; lugares sin alma. Pero no en Londres, donde se construye en el centro de la ciudad, en lugares donde se vive y se trabaja; donde la vida bulle y donde junto a un rascacielos se mantiene una casa de dos plantas que alberga un pub, o una calle con casas unifamiliares. Y esta mezcolanza si que sorprende y resulta estridente. De ahí que Londres no alcance ni mucho menos la armónica belleza de París. También, a diferencia de la capital francesa, las orillas del Támesis no están completamente integradas en la vida urbana como lo están las del Sena. A menudo los edificios llegan hasta la misma orilla del río, sin que existan esos bellos bulevares que nos permiten disfrutar de las riberas del Sena; si bien la anchura del Támesis se me antoja muy superior y su importancia como arteria económica histórica ha marcado la personalidad de Londres, radicada en ser una gran puerto bien resguardado, cuyos Docks hoy se recuperan como centro de negocios.

Así Londres me ha parecido esta vez una ciudad grandiosa, variopinta; un cóctel urbanístico en una única aglomeración excitante en su vitalidad. Que ofrece numerosas posibilidades pero que, sin embargo, carece de algo parecido al “Periférico” parisino a la M-40 madrileña que permita su rápida circunvalación; o lo que es lo mismo, salir de la ciudad con cierta agilidad (salvando comparaciones de tamaño). Por eso, para cualquier excursión nuestro autobús atravesaba barrios y más barrios hasta salir a campo abierto después de casi una hora. De ahí que no sea de extrañar que a Canterbury u Oxford tardásemos casi dos horas en la ida o en la vuelta.

Queda por hablar de muchas cosas: las cafeterías en las catedrales, el jazz, sus bellos parques o la video-vigilancia que se va extendiendo…. Pero esas son otras historias.

Más fotos en Flickr.

14.6.09

¿Muere la prensa de papel?

En los últimos meses se han sucedido las malas noticias acerca de la prensa en papel. En el caso español ya di cuenta de la desaparición de una revista quizás no muy popular pero si de gran peso específico; un pequeño síntoma más.

Sin embargo, por esas mismas fechas llegaban noticias más alarmantes: la prensa diaria tradicional, la de papel, comenzaba a mostrar síntomas alarmantes de derrumbe. No se trataba ya de bajada del número de lectores o la de anunciantes. Y así nos enteramos de que cerraba un periódico estadounidense de casi 150 años. O de como el gobierno francés tomaría medidas para fomentar la lectura de periódicos entre los jóvenes.

Al parecer, la anunciada muerte de la prensa en papel se debe a la “digital”. Se trata de dos formatos distintos. A mi parecer la digital puede tener la ventaja sobre la de papel en su inmediatez y en su carácter (de momento) gratuito. Pero de ninguna manera me parecen iguales.

Para mí un periódico siempre ha sido algo más que noticias. Por sus artículos de opinión; por su formato; por su manejabilidad; por su olor; porque me “abriga” durante los paseos; porque puedo anotar y recortar…

Se me podrá decir que casi todo esto lo puedo hacer con la prensa digital; pero no es lo mismo. Sin volver a hablar de olores o tactos, de ninguna manera es igual de cómoda la lectura de lo escrito en una pantalla de ordenador que en soporte papel. El papel no solo es mejor físicamente (para la vista y el resto del cuerpo) sino también para el contenido: se presta más a la relectura, a la reflexión, al pensamiento…Lo digital está determinado por el propio soporte: tiene la ventaja de ser más rápido; más multimedia; más interactivo y por lo tanto más dado a la velocidad (lo cuantitativo que nos domina) que a la cualidad y al sosiego (asimilar, analizar, someter a crítica…)

En mi contra también se podrá alegar las ventajas “audiovisuales” de los periódicos digitales. Mas no hay que perder de vista que la Prehistoria fue la época del imperio de lo “audiovisual”.

2.5.09

Libros de amigos 2




















El lunes 27 de abril asistí a la presentación del último libro de Mari Luz Escuín, La caminante de música. Un libro de poemas en el que la autora se ha empeñado durante los últimos siete años. Lo ha publicado Endymion y consta de tres partes. La primera es la que da título al libro, mientras que la segunda se titula Poemas a la muerte de mi padre y, en clara alusión a Jorge Manrique, está dedicada al propio progenitor. La tercera parte, Mis nombres, compila poemas dedicados a personas que Mari Luz admira o estima (como María Zambrano, Teresa de Jesús, Juana Castro, Pablo García Baena, Luis Sánchez Corral…)

La presentación, al igual que el prólogo del libro, corrió a cargo de la ex ministra Carmen Calvo. Fue un acto emotivo y sencillo en el que pudimos gozar de la sensibilidad de la autora cristalizada en una cada vez más depurada lírica; y de su calidad personal. El diario CÓRDOBA dio cumplida noticia del acto.


La próxima semana asistiré a la presentación de otra obra que, por ser totalmente distinta, no resulta menos interesante. Se trata del libro del compañero Raúl Ruano titulado Sociología y anarquismo; su tesis doctoral. Está publicado por la Fundación Anselmo Lorenzo y será presentado en la sede de la CNT cordobesa, sita en la calle Historiador Domínguez Ortiz nº 7 el viernes 8 de mayo.

15.3.09

Ángeles (dibujo de Elena)

Dibujo titulado "Ángeles". Otra aportación de Elena.

1.3.09

Desaparece ARCHIPIÉLAGO

En su último número bimestral (83-84) la revista ARCHIPIÉLAGO anuncia su (lamentable) desaparición. Como siempre cuando se trata de cultura, el maldito “parné” parece ser el culpable; aunque también la pérdida de lectores. Una nueva baja en el reducido grupo de revistas de calidad españolas.

Creo recordar que conocí esta interesante publicación en 1989 en la librería-hemeroteca que el amigo Manolo Sánchez abrió en la calle San Pablo esquina a Alfaros. Aunque puede que fuera en la de Araceli, la también desaparecida Librería Aula de la calle Góngora. Adquirí el número 2 por 850 pesetas.

Desde entonces, y casi sin darme cuenta, han pasado veinte años. Veinte años en los que, mediante suscripción, ARCHIPIÉLAGO me ha acompañado; primero trimestral y luego bimestralmente. Aunque me sigue faltando el primer número (agotado) para completar la colección.

En sus páginas descubrí autores luego famosos como Ulric Beck; o me acerqué a la obra de otros interesantes pero poco difundidos como Jorge Santayana. Admiré a gente como Simone Weil y disfruté de la inteligencia e independencia de pensadores como Naredo, Ibáñez, Lizcano, García Calvo y tantos otros que nunca hubiera conocido sin la existencia de esta revista. En los últimos años incluso se incluían artículos publicados bajo licencia Creative Commons, lo que nos de idea de la modernidad y coherencia con sus principios de la publicación que ahora nos deja.

Echaré de mucho de menos esta publicación de pensamiento independiente, libre y libertario. Y su ramillete de colaboradores inteligentes, críticos y generosos. Echaré en falta este espacio de reflexión y libertad. Echaré de menos este “conjunto de islas unidas por aquello que las separa” como definían su nombre. Echaré de menos esta publicación única en nuestro país.

Que no cunda el ejemplo.

18.2.09

La Sexta Mirada

Pequeño baño de arte contemporáneo este mañana. Lo tenía pendiente en mi agenda.

Así que acudo por primera vez a la Casa Góngora de Córdoba para visitar la exposición Córdoba, la sexta mirada, proveniente de Bruselas.

Obras de 8 artistas cordobeses 8. Entre ellos algunos que tengo por amigos. Pinturas, escultua cerámica y videoinstalaciones.

Luis Calvo, forero amigo, trata de la proporción cordobesa en su colorido y sugerente dibujo vectorial que, como ya dije en otro lugar (y no sé exactamente por qué) me recuerda a uno de los proyectos (creo que el de Moneo) para el (aún) “inempezado” Palacio del Sur de esta ciudad. Cinco módulos de diverso colorido que reflejan perfectamente no solo el gusto por la abstracción del arte islámico, sino también la búsqueda del canon de belleza por parte de aquellos artistas.

Hisae Yanase, estimada persona y vecina, vuelve a obsequiarnos con sus interesantes plasmaciones cerámicas. Una obra minimalista que nos remite a otras suyas como la que pudimos ver en la ermita de La Aurora hace algunos años. Interesante reflexión sobre la muerte y el “renacimiento” a través de sus “Contenedores de Alma” que, indudable, explícita y bellamente, nos llevan a las inscripciones funerarias romanas e incluso a páginas anteriores de la historia y arqueología de la Humanidad.

Esteban Ruiz, admirado artista y también amigo de foro, expone un gran díptico donde confluyen Averroes, Borges, el teatro, la diversidad de culturas, las variadas interpretaciones y nuestra imaginación. Y todo ello en una pintura abundantemente matérica que me ha traído a la mente a Barceló. Una obra para rumiar y disfrutar.

Imposible que no me gustase el toque naïf y graffitero de la obra de Pepe Puntas. Ni el alegre, fragmentado y realista pop de Otes. También me han llamado la atención las videoinstalaciones. Especialmente la de los diamantes (M. Bautista); aunque debo aclarar que las otras dos (D. Palacios y A. García Roldán) no estaban suficientemente operativas en el momento de mi visita, debido a problemas técnicos.

Casualmente, a la vuelta, pude entrar al Teatro Cómico donde se exponen obras (principalmente foto y videográficas) de la colección de Pilar Citoler que afortunada, y esperemos que “largamente”, amenizan nuestra ciudad estos días.

Allí me di cuenta de que el arte contemporáneo que se hace en Córdoba (lo visto en la Casa Góngora), no tiene nada que envidiar a lo que se ha hecho en otros lugares (colección P. Citoler).

Sí que eché en falta en las dos exposiciones (posiblemente se trate de otro caso de deformación profesional) una guía didáctica para visitas escolares. Y es que la batalla por el arte contemporáneo debe librarse entre nuestros jóvenes.

14.2.09

Confesiones I

Escribo esto mientras escucho un vinilo en directo de Danza Invisible; un disco de letras y ritmos juveniles que me sigue gustando a pesar de la edad; posiblemente porque me transporta a aquellos años en que tanto disfrutaba de mi juventud. Llevo todo el invierno, y antes el otoño, escuchando a Amy Winehouse, que me gusta mucho a pesar de las discusiones al respecto con mi hija. Me fascina la voz de Amy y el alma que le pone, alma que al parecer también derrama en su agitada vida personal. Me gustan las personas auténticas…y los músicos que se dejan el pellejo y el sentimiento en sus canciones. He de reconocer que puede que sea un poco obsesivo con la música, pues cuando algo me gusta lo escucho a diario. Como un mantra. Como un lugar de encuentro conmigo mismo o con los costales del Universo que en ese momento están en la onda que me requiere.

Tengo pendiente ir al oculista por prescripción (hace ya tres años que no voy a la supuesta revisión anual) y también porque las gafas empiezan a no estar en consonancia con mis necesidades visuales. También tengo pendiente ir al dermatólogo; y no solo por la, por supuesto, igualmente necesaria revisión anual, sino porque el eccema que me ataca el cuero cabelludo desde que tomé el fármaco para dejar de fumar ha vuelto por sus fueros. Imagino que alentado por este crudo, largo y triste invierno climatológico (y personal). Igualmente debería ir al médico de familia para el preceptivo control de la presión sanguínea, pues soy propenso a la hipertensión, y últimamente me noto que debe de andar por la estratosfera. Además falté a un reconocimiento médico de la empresa pues no tenía ganas de que me sacaran sangre (lo siento, no lo puedo soportar, es superior a mis fuerzas físicas y psíquicas: tal vez una vacuna mental contra tanto vampiro que anda suelto!!!); ni de que me recordaran la necesidad de practicar otras obligaciones para las cuales, o no dispongo de tiempo (por ejemplo, ir a un gimnasio), o pueden convertir la vida en una abominable prisión (no comer esto o aquello). Y conste que sigo una alimentación bastante sana desde hace mucho tiempo….mucho antes de que se multiplicaran todos esos sacristanes fundamentalistas de la vida sana, triste…y productiva. Porque en el fondo El Sistema se preocupa de eso: de tener productores sanos que lo engorden a tiempo, y que estén tan tristes (y satisfechos con cumplir los preceptos de la nueva religión “sanista”) que se mueran a tiempo para no cobrar la pensión de jubilación y así aliviar las arcas del Estado, ese monstruo frío.

También tendría que ir más a menudo a la reunión de padres del colegio de mi descendencia, y a la de la comunidad de propietarios, y a la asociación de vecinos del barrio, y al consejo escolar, y a las asambleas de mi sindicato, y la reunión del Consejo de Distrito…pero el aire de la calle es tan tibio, los buenos amigos tantos y la vida tan corta…

2.1.09

Luz de luna (Navidad)

Me gustaría haber escrito sobre estas fiestas, que me resultan agradables. Me gusta la luz natural y artificial que las acompaña, el bullicio en la calle, el ambiente amigable. Indudable su carácter pagano y solar. Celebración invernal antes del recogimiento de Enero, ese mes dedicado a Jano, el de las dos caras. Tras las fiestas parece que la vida queda suspensa a pesar de sus soleados, desconcertantes gélidos días. Al final de mes el aire tibio de algunas tardes y la flor de los almendros nos avisan de que la primavera está en camino... Me gustaría haber escrito sobre ello pero, a veces, no encontramos las palabras ni las imágenes. Así que cambio la luz del Sol por la de la Luna. Sus indescriptibles matices son el objeto de estos párrafos de Pessoa que anoche descubrí avanzando en la lectura que estos meses me entretiene: su Libro del desasosiego:

"Y sin ver, sin pensar, con los ojos ya cerrados sobre el sueño ausente, medito con qué palabras verdaderas se podrá describir un claro de luna. Los antiguos dirían que la luz de la luna es blanca, o que es de plata. Pero la blancura falsa de la luz de la luna es de muchos colores. Si me levantase de la cama, y viese por detrás de los cristales fríos, sé bien que, en el alto aire aislado, la luz lunar es de un blanco ceniciento azulado de amarillo esfumado; que, sobre los tejados varios, es desequilibrios de negrura de unos para con otros, ya dora de blanco negro las casas sumisas, ya alaga de un color sin color el encarnado castaño de las tejas altas. En el fondo de la calle, abismo plácido, donde las piedras desnudas se redondean irregularmente, no tiene color salvo un azul que procede tal vez del ceniciento de las piedras. Al fondo del horizonte será casi de azul oscuro, diferente del azul negro del cielo de fondo. En las ventanas en que da, es de un amarillo negro.



Desde aquí, desde la cama, si abro los ojos que tienen el sueño que no tengo, es un aire de nieve vuelta color en el que flotan filamentos de madreperla tibia. Y, si lo pienso con lo que siento, es un tedio vuelto sombra blanca, que se oscurece como si los ojos se cerrasen sobre esa confusa blancura."

(La cita se encuentra en la página 157 de la edición del libro del Círculo de Lectores en 1989).