15.8.09

Londres 2009/I (arquitectura…)

Cursillo de inmersión lingüística en Londres con cargo a la Junta de Andalucía o, más bien, a la Unión Europea. Salida desde Málaga un tanto caótica. Llegada aún más caótica y dilatada a Londres. Nos atienden tarde y mal en la McLaren House, la residencia universitaria donde nos alojaremos durante los quince días que durará la “inmersión”.

Tras la temprana cena (a la que habré de acostumbrarme), ducha y salida nocturna a explorar los alrededores con un grupo de gente joven que acabo de conocer y que forman parte de la expedición inmersora andaluza. Recalamos en un pub cercano a la residencia donde trasegamos una pinta de cerveza mientras charlamos, y nos vamos conociendo, sentados en el exterior pues la noche es calurosa para lo esperable en Londres (luego me acabarían faltando camisetas de manga corta…).

Al día siguiente sesión de instrucciones y evaluación de nuestros conocimientos de inglés en un aula grande (especie de Aula Magna o Paraninfo) de la Southbank University. Cuando acabamos es la hora de comer (12-12:30 horas). Después, pequeña siesta para recuperar algo de fuerzas tras el viaje y sus alteraciones, y salida a los alrededores de la City y Southbank.

Un día más tarde (martes 30 de junio) dan comienzo las clases. En el grupo que me asignan somos mayoría los profesores andaluces. Se suman cuatro jóvenes gallegos de Lugo y dos eslovenos. Todos nos caen muy bien; son educados y simpáticos. Este día si que me incorporo a la excursión oficial: la catedral de San Pablo. Cruzamos por encima de la pasarela de Foster y subo hasta lo más alto permitido de la cúpula (falsa cúpula) de St. Paul. Allí observo la nueva arquitectura londinense, sobre todo hacia la City: se está construyendo mucho; numerosas grúas, gigantescas grúas que parecen de puerto, erizan el cielo de Londres; mucho hierro y cristal, mucho cristal, pienso, con técnicas arquitectónicas que parecen basarse en el ensamblaje de placas metálicas, vigas y cristales. No veo hormigoneras, ladrillos, ni sillares. En cuanto a los formas, gran diversidad: edificios verticales, horizontales, rectos, curvos, con remates en sus cornisas o repetitivos, rectos, cúbicos… Reconozco lo rápido y práctico de estos sistemas de construcción, y lo estéticamente “moderno” de su resultado, pero ignoro sus costos a la hora de mantener la temperatura interior (aunque sé de las técnicas de Foster, pero en aquellos calurosos días se hubo de repartir agua a los usuarios del Metro, en cuyas galerías se alcanzaron los 45º)… Otro día, cerca de la McLaren, me pareció ver un rascacielos (o un edificio muy alto) con aerogeneradores eólicos…

En cualquier caso Londres me pareció un excelente compendio de arquitectura moderna (es decir, actual), si bien desconozco lo que se está haciendo en Nueva York o en otros lugares del mundo como Dubai, donde sé que se levantan audaces construcciones al calor del dinero de los petrodólares, aunque me da la impresión de que pueda ser como la arquitectura de Las Vegas: edificios-escaparate, fachada, cartonpiedra; solo útiles para turistas, gentes de paso; lugares sin alma. Pero no en Londres, donde se construye en el centro de la ciudad, en lugares donde se vive y se trabaja; donde la vida bulle y donde junto a un rascacielos se mantiene una casa de dos plantas que alberga un pub, o una calle con casas unifamiliares. Y esta mezcolanza si que sorprende y resulta estridente. De ahí que Londres no alcance ni mucho menos la armónica belleza de París. También, a diferencia de la capital francesa, las orillas del Támesis no están completamente integradas en la vida urbana como lo están las del Sena. A menudo los edificios llegan hasta la misma orilla del río, sin que existan esos bellos bulevares que nos permiten disfrutar de las riberas del Sena; si bien la anchura del Támesis se me antoja muy superior y su importancia como arteria económica histórica ha marcado la personalidad de Londres, radicada en ser una gran puerto bien resguardado, cuyos Docks hoy se recuperan como centro de negocios.

Así Londres me ha parecido esta vez una ciudad grandiosa, variopinta; un cóctel urbanístico en una única aglomeración excitante en su vitalidad. Que ofrece numerosas posibilidades pero que, sin embargo, carece de algo parecido al “Periférico” parisino a la M-40 madrileña que permita su rápida circunvalación; o lo que es lo mismo, salir de la ciudad con cierta agilidad (salvando comparaciones de tamaño). Por eso, para cualquier excursión nuestro autobús atravesaba barrios y más barrios hasta salir a campo abierto después de casi una hora. De ahí que no sea de extrañar que a Canterbury u Oxford tardásemos casi dos horas en la ida o en la vuelta.

Queda por hablar de muchas cosas: las cafeterías en las catedrales, el jazz, sus bellos parques o la video-vigilancia que se va extendiendo…. Pero esas son otras historias.

Más fotos en Flickr.

10 comentarios:

Lisístrata dijo...

me ha encantado el paralelismo que has hecho entre los edificios de Las Vegas y los de la ciudad londinense, lo copio de nuevo para realzarlo, es hermoso

"...Las Vegas: edificios-escaparate, fachada, cartonpiedra; solo útiles para turistas, gentes de paso; lugares sin alma. Pero no en Londres, donde se construye en el centro de la ciudad, en lugares donde se vive y se trabaja; donde la vida bulle y junto a un rascacielos se mantiene una casa de dos plantas que alberga un pub o una calle con casas unifamiliares"

No sé si iré a Londres alguna vez, pero leyéndote dan ganas de programar el viaje, pero llevo un par de años q el verano es mu duro pa mi y prefiero pasarlo en casa por cuestiones de salud, quizá en la jubilación viaje en octubre o abril, jejeje.

Espero esa continuación, sin agobios, siguiendo el curso de la vida al ritmo pausado y cadente de las posibilidades de tiempo y apetencias del momento.

un abrazo, Rafael.

Antonio Aguilera dijo...

Hola:
Soy un intruso de Priego de Córdoba, que he buscado enlaces que me lleven a bloguer que hayan leído Ulysses de Joyce.

Ya, como he encontrado lass puertas abiertas del blog, gracias por ello, he echado un vistazo a algunos post.

Me ha llamado la atención que desaparezca Archipiélago y, según cuentas, que sólo te falte el primer número. ¡Es fantástico ésto!.
Observo que te fascina la literatura y el pensamiento de calidad.

Unos cuantos catetos de Priego editamos una revista llamada Espolón, gratuita, donde hacemos nuestros pinitos intelectuales.

La citada revista tiene blog propio: espoloneando.blogspot.com
por si quieres dar una vuelta.

Estamos a punto de sacar el Nª 4, es trimestral. No tenemos tiempo para más.

Me gustaría tu opinión sobre Ulisses. En el foro donde participo sobre El Quijote, salió el tema de este libro: la opinión estaba dividida entre defensores y detractores de la novela.

Si quieres pasar por mi casa (en los dos sentidos)tienes las puertas abiertas.
Tengo varios blog, el literario es Literatura Revulsiva.

No nos conocemos aún, pero creo que te mereces un abrazo Rafael

Lisístrata dijo...

hola Antonio, como soy mu cotilla, dejo alarma para q me lleguen comentarios nuevos allí dnd voy, ejejej. Así pues he leído tu mensaje a Rafael, del q doy fe q merece no un abrazo, sino lo menos dos cada vez q lo encuentres.

Por supuesto tb me he colado a curiosear tu casa (y la de otros amiguetes, por lo que veo), ah! lo siento, no "ver" dejado pistas.

Le he echado un vistazo en diagonal y creo q le dedicaré con tiempo una lectura más pausada, ya comentaré algo q me llame la atención (por lo pronto ese poema, q se me antoja rapero, causado por el susto de los cohetes de los romeros en q hasta el perro se asustó, me ha gustado).

En cuanto al Ulises se Joyce, lo tengo ahí en la estantería sin leer por el miedo q le tengo, y mira q me hice con una guía en internet sobre el librito en esta web : http://miraquepasa.blogia.com/2004/junio.php q siento decirte q está dada de baja, pero q si te interesa y me dejas una dirección de correo te la puedo enviar (la cazé) en formato word.

En fin, un placer encontrarse a cordobeses con ganas devorar cultura y amantes del noble arte literario.


otro abrazo pa ti, lisis >:0]

Antonio Aguilera dijo...

Gracias LISÌSTRATA por tus amables palabras.
Primero, decirte que el blog de mi perfil en que entraste, es compartido. Es una revista virtual El Espolòn, que tambièn editamos en papel.
Mi blog literario, que ahora està monopolizado por comentarios sobre El Quijote, es: Literatura Revulsiva.
Pues me gustarìa que me mandaras esa informaciòn sobre Ulisses. Te dejo mi emilio: anto.aguilera1961@gmail.com
En cuanto a la revista Espolòn, ahora sacamos el 4· N·, si quieres un ejemplar dèjame un domicilio postal. Es gratuita.Invitaciòn que extiendo a Rafael Jimènez y a otros visitantes de èste blog.

Un fuerte abrazo

Rafael Jiménez dijo...

Apreciado Antonio Aguilera: no puedo dejar de agradecer tus amables palabras y que te hayas fijado en mi humilde blog. Pero de ninguna manera te consideres un intruso, ni tampoco un cateto: los catetos, sean de gran metrópolis, de ciudad o de aldeas, no dedican su tiempo a leer libros universales ni mucho menos a editar revistas literarias: no sabes como admiro vuestra iniciativa! Porque estoy convencido de que solo el saber y la cultura (nos) puede hacer libres a la gentes.

Pero vayamos a lo esencial de tu requerimiento: aunque solo fuera por cortesía debo responder a tu (difícil) pregunta sobre el Ulysses de Joyce.

He estado echando un vistazo por encima a tu blog donde se debate sobre esta obra y me parece que antes de darte mi opinión es conveniente que queden claros algunos aspectos previos:

1) No soy especialista, ni crítico literario, ni filólogo: leo por placer y por necesidad (culturizarme, fortalecer mi intelecto, saber...)
2) Si destaqué la obra entre mis favoritas (lista que sería larga) no fue por pedantería, sino para remarcar su importancia. No presumo de nada, es tanto lo que me gustaría leer que necesitaría tres vidas para hacerlo...
3)Ahora mismo no tengo la obra a mano y no puedo consultar mis subrayados y notas (cosa que me hubiera gustado para emitir una opinión mejor fundada). Tampoco suelo recordar todas las citas o detalles de las obras que leo; de hecho el formato digital me resulta una gran ayuda en estos casos: con el buscador se ve facilmente quien está mintiendo sobre citas y lecturas...

Pero ya me estoy desviando; a mí que me gusta ser breve y conciso...En fin, ahí van mis 3 razones 3 (lo voy a condensar en este número para insistir en la brevedad y subjetividad de esto que escribo) en defensa del Ulises:

1) No se puede comprender la historia de la literatura del siglo XX sin el Ulises, como no se puede comprender la de los siglos XVI-XVII sin Shakespeare o Cervantes.

2) Es inteligente y divertida; si, lo es, como El Quijote, porque, vamos a ver, ¿a quién no le ha parecido una plasta El Quijote alguna vez?

3) Si has ido a Dublín te encantará rememorarlo y si no has ido te dan ganas de ir (este último es mi caso).

Habría muchas razones más, pero no es mi intención cansar, así que las enumero a vuelapluma, sin red, con el corazón: la forma que tienen los irlandeses de contar las cosas, el absurdo, el olor a riñones a la plancha, el escribir tal como nuestra mente piensa (saltando de una cosa a otra...), el hacer pensar (para divertirnos sin pensar ya tenemos la series norteamericanas, con sus medidas dosis de humor, sexo, glamour...por cierto ¿no era precisamente contra lo que luchaba Cervantes cuando escribió El Quijote: contra la facilidad evasiva de las novelas de caballería tan adoradas por la masa?)

Naturalmente quiero recibir la publicación de Espolón y seguir en contacto contigo, así que mejor te enviaré un correo electrónico para no alargar demasiado esto.

Un abrazo.

Antonio Aguilera dijo...

Rafael:
He imprimido tus palabras y las del email., lo leo detenidamente en casa.
Espero en un par de dìas acabar mi ruta comercial de trabajo. Las vacaciones aùn no llegaron

Perdona por mi tardanza.

A Espolòn le quedan una par de dìas en el horno. Te mando algunos pronto.

Muy agradecido por tus exhaustiva exposiciòn.
Volverè pronto.
Abrazos

Antonio Aguilera dijo...

Queridos amigos:
Antes de volver a salir de viaje, me he acordado de dejaros la siguiente direcciòn de blog que es donde mayormente participo.
Serìa un placer contar con vosotros.

Nos veremos pronto de nuevo.
http://laacequia.blogspot.com/

Lisístrata dijo...

Lo bueno de las conversaciones entre amigos es, además de su espontaneidad, q hilas temas inconexos (al menos aparentemente).

Rafael propuso q se hablara de arquitectura a raíz de su viaje plagado de edificios en Londres y Antonio dejó caer el hilo de Ulises de Joyce. Bien, pues agarrando ese hilo, sin apenas q aportar porq ya dije q lo tengo pendiente, y por si alguien quiere echarle un vistazo y se anima (es cortito), dejo por aquí un enlace q creo q sí funciona, q ya envié a Rafael y a Antonio, y q trata de orientarnos en su lectura a quiénes aún no nos hemos decidido.

Menos mal q me dice Rafael, q ni mucho menos hay q saber hebreo para su comprensión, lo cual es un alivio.

saludos fusivísimos >:o]

Antonio Aguilera dijo...

Muy estimado Rafael:

He leìdo hasta tres veces tus palabras y datos que me aportas sobre Ulisses.

Te agradezco enormemente la considearaciòn que has tenido conmigo; el que hayas dedicado mucho de tu tiempo en aportarme datos.

Para no perder tus palabras, las trasladarè a un blog que tengo llamado A la Recherche..., ya sabes, por Proust. Es un blog archivo. En casa no sè dònde poner màs papeles. Aunque tus respuestas iràn directamente al interior de mi Ulisses (comprado hace diez años, pero sin leer).

En breves días llegará Espolón por tu casa.
También para Lisistrata; como no tiene blog habilitado, le saludo, con tu permiso, desde aquí.

Recibid, ambos, un abrazo

Lisístrata dijo...

Pues encantada de recibir el saludo en la casa de Rafael q tan amablemente me acoge (es q es muy confortable este lugar y tiene cosas interesantes)

No tengo blog porque... bueno vaaale (es q he sentido la mirada de Rafael en el cogote), sí, es posible q sea una vaga de pronóstico reservado, pero quedo muchísimo mejor si digo q practico el noble arte de nuestros ancestros: el nomadismo. Queda más épico y si encima lo aderezo con los versos de Serrat: No me siento extrajera en ningún lugar, etc etc. lo épico destella en lirismo. jejeej

En fin, q muchas gracias, Antonio, cuando reciba la revista y la lea ya te comentaré.

saludos muy cordiales para ti y para Rafael dsd éstas, sus dilectas páginas.