16.8.16

Glosario de "Vivir para contarla I"





El glosario que recojo a continuación corresponde al recientemente obsequiado y leído libro Vivir para contarla I de Gabriel García Márquez. Esta recopilación corresponde a un lector español (yo) que desconoce mucho del vocabulario hispanoamaericano, especialmente colombiano, y su historia. La edición a que corresponde es la publicada por RBA en 2004, y a ella se refieren las páginas entre paréntesis.

El glosario está expuesto por orden de las páginas donde aparecen las palabras o nombres. Si alguien las quiere ordenadas alfabéticamente puede conseguirlo copiando el texto y procesándolo en cualquier editor de texto.

Me gustaría, a ser posible en breve, enlazar las palabras o expresiones a imágenes o diccionarios que las ilustren, cosa que intentaré, aunque no me puedo fijar plazo para hacerlo.


GLOSARIO:

CHAPERONA: (pág. 14) Persona que acompaña a una pareja o a una joven para vigilar su comportamiento.Igual que "carabina" en España.
PERCUDIDO: (pág. 20) Dicho de la suciedad: Penetrar en algo. 2. tr. Maltratar o ajar la tez o el lustre de las cosas.
MOJARRAS: (pág. 21)Especie de pez tropical parecido al besugo
ANJEO:(pág. 25) Especie de lienzo basto.
MACONDO: (pág. 29) Árbol tropical de nombre científico "Cavanillesia platanifolia"
CUMBIAMBA:(pág. 30) Cumbia. Danza popular de Colombia y Panamá, una de cuyas figuras se caracteriza por llevar los danzantes una vela encendida en la mano.
CAMELLÓN: (pág. 32)Arcén? Margen u orilla...
GUERRA DE LOS MIL  DÍAS: (pág. 33) Guerra civil colombiana entre los conservadores en el gobierno y lo liberales que la iniciaron y acabaron perdiendo (1899-1902).
CABUYA: (pág. 33) Cuerda hecha de pita.
GALLINAZOS:(pág. 40)Ave principalmente carroñera conocida también como zopilote. Su nombre científico es Coragyps atratus.
TRATADO DE NEERLANDIA: (pág. 51) Uno de los tratados que pusieron fin a la Guerra de los Mil Días. Se denomina así porque se firmó en la hacienda de este nombre cerca de la localidad de Ciénaga.
CACHACO: (pág. 56) García Márquez lo utiliza aquí como nativos del altiplano con características peculiares, pero también puede tener otros significados: como los nacidos en Bogotá...
SMITH & WEESON .38LARGO: (pág. 69) Revólver o pistola fabricado por esta marca de EE.UU.el modelo special (corto) se menciona en la canción "Pedro Navaja" de Rubén Blades y Willie Colón. El largo aparece en la película "Harry el Sucio" en manos de Clint Eastwood. 
TINTA SIMPÁTICA: (pág. 69) Es la que no se deja ver en el papel en el que se ha escrito hasta que no se aplica el reactivo conveniente, calor o agentes químicos.
INVALUABLE: (pág. 72) Que no se puede valuar (valorar, evaluar) como corresponde.
CARATE: (pág. 88) Pinta, enfermedad de la piel tropical y contagiosa. También llamada tina.
TRAPICHE: (pág. 92) Molino utilizado para extraer el jugo de determinados frutos de la tierra, como la aceituna o la caña de azúcar.
LIQUILIQUE: (pág. 100) Blusa de tela de algodón que se abrocha desde el cuello.
VENÁTICA: (pág. 100) Que tiene ideas alocadas y extravagantes.
TOTUMA: (pág. 102) Vasija de uso doméstico que se hace con la calabaza disecada del totumo.
AGUA DE FLORIDA...: (pág. 102) Perfume que tiene otras propiedades terapéuticas. En el libro se refiere al de la marca Lanman y Kemps.
AJÍES PICANTES: (pág. 109) Pimientos picantes.
ZAPOTE: (pág. 109) Fruta tropical.
MATARRATONES: (pág. 139) Árbol tropical. su nombre científico es Gliricidia sepium.
NEGRO RETINTO: (pág. 151) Renegrido, abisio, marrón oscuro.
BAHAREQUE: (pág. 14) Material utilizado en la construcción de viviendas compuesto de cañas o palos entretejidos y unidos con una mezcla de tierra húmeda y paja.
PELARME A COCO: (pág. 173) Rapado.
VASO DE CHICHA: (pág. 232) Bebida a base de maíz fermentado que ya se usaba en tiempo del Imperio Inca.
GODO: ("Mi papa es godo"). (pág. 233) El término tiene varios significados, en este caso creemos que su significado es "conservador" o partidario del Partido Conservador colombiano.
LIN YUTANG: (pág. 240) Escritor chino (1895-1976). Nominado varias veces al Nobel, estuvo en Europa y EE.UU. y difundió la literatura china en occidente.
PIEDRACELISTAS: (pág. 240) ("Piedra y cielo") Seguidores del movimiento literario (poesía), influido por Juan Ramón Jiménez, Vicente Huidobro y Pablo Neruda.
SOBREBARRRIGA: (pág. 249) Trozo de carne que se extrae de entre el cuero y el costillar del ganado vacuno.
PAPAS NEVADAS: (pág. 249) Una variedad de patatas.
PAILAS: (pág. 249) Vasijas o sartenes poco profundas.
LA GAZZA LADRA: (pág. 251) "La urraca ladrona" en español. Ópera de Rossini.
BLAZER: (pág. 251) Especie de chaqueta deportiva. También se conoce como "bléiser".
GOLPE DE PASTO: (pág. 259) Intento de golpe de estado llevado a cabo en 1944, secuestrando al Presidente de Colombia en la localidad de Pasto. Fracasó.
GAMINES: (pág. 260) Niños de la calle, joven vagabundo o delincuente.
JOAN CRAWFORD: (pág. 261) Famosa y premiada actriz estadounidense (1904-1977). Una de sus películas más famosas es "¿Qué fue de Baby Jane?" (1962).
MIMEOGRAFIADAS: (pág. 263)Hechas con un mimeógrafo (multicopista).
FRONTERA ARCIFINIA: (pág. 263) Frontera natural (una cordillera, un río...)
CLAUDETTE COLBERT: (pág. 265) Actriz estadounidense de procedencia francesa (1903-1996). Interpretó a Cleopatra en la película de Cecil B. De Mille (1934).
TIPLE: (pág. 268) Instrumento musical, como una gitarra pequeña. También se llama así a un instrumento de viento, especie de flauta, con el que se acompañan las sardanas.
PILATUNA: (pág. 268) Travesura, acción propia de niños que, en busca de diversión, ocasiona molestia.
LAURA VICTORIA (POETA FAMOSA GENERACIÓN DE LOS "NUEVOS"): (pág. 275) Posiblemente se refiera a la famosa poetisa colombiana, cuyo nombre verdadero era Gertrudis Peñuela.
BOMBARDINO: (pág. 283) Instrumento musical de viento metal parecido a la trompeta.
"SOLTÉ LA PERRA": (pág. 291) "soltar la perra" es una expresión, que en el contexto de esta obra, puede significar "desmadrarse".
SANCOCHOS: (pág. 291) Sopa o guiso a base de carne, verduras y otros vegetales. Es uno de los platos más típico de Colombia.


La imagen está tomada de: http://www.telocompro.es/libro-vivir-para-contarla-1-gabriel-garcia-marquez-294898


4.8.16

Exposición El Bosco: cuidadín, cuidadín!



Llevo 2 días intentado sacar entradas para esta exposición en el Museo del Prado. En Google busco para reservar la visita  y comprar las entradas y lo primero que me sale es una página llamada musement.com  que me dice que la reserva y entradas son a 16'90 € por persona. Les pregunto varias veces los precios especiales para estudiantes y profesores pero me envían tardíamente un email diciendo que ya me contestarán, porque tienen muchos mensajes pendientes.

Entonces me meto en la web del Museo del Prado donde por fin encuentro un teléfono normal (no un 902) en el que me contestan directamente. Me informan que la entrada para gente con Carnet Joven es gratis, igual que para los profesores. Y las reservo sin problemas.

Podría haber titulado esta entrada como “Sinvergüenzas sueltos” o “Sinvergüenzas sin fronteras”. Porque nuestro país sigue siendo eso: un paraíso de sinvergüenzas y pícaros sin remedio. Del rey (emérito) abajo, ninguno. Pero si hubiese puesto alguno de esos títulos a la entrada  no llamaría la atención de las posibles víctimas de esta estafa, que pagarían casi 17 € por entrada individual, cuando existen opciones más baratas que ocultan en la maraña o “Red”.

Mientras estas cosas sigan ocurriendo este país no tiene arreglo. Como el que el presidente de un partido ultracorrupto siga insistiendo en ser presidente cuando la gran mayoría de ciudadanos no le han votado.

Repito “¡País”!, que diría Forges.

2.8.16

Vinilos vs. Música digital



Los discos de vinilo fueron pasando a la historia tras la aparición de los CDs, luego también heridos de muerte por el formato digital mp3 y los sitios web de música on line como Goear o Grooveshark, donde se podían escuchar gratis álbumes o canciones elegidas. Todo muy fácil y funcional. Incluso remasterizados para mejorar el sonido.

Entremedias hubo un breve intento de recuperar los vinilos incluyendo una versión digital para que los escuchásemos como quisiéramos. Solo compré uno de estos últimos en la, lamentablemente, desaparecida Fuentes Guerra; fue The Velvet Underground & Nico. Un disco excelente que he escuchado menos en digital que en vinilo; con su portada en la que se puede despegar el plátano que ocupa su fondo blanco.

Como me decía un compañero y amigo, lo del cambio del vinilo al CD fue un engaño, un camelo porque, entre otras cosas, con el CD se gasta menos materia prima pero el precio se mantenía. Opinión corroborada por un viejo amigo buen conocedor y amante de la música de nuestra generación.

Y es que, frente a la comodidad y limpieza del CD, o la música digital, sigo echando de menos las carpetas de los vinilos, su tangibilidad, fotos y textos. Además de su leve crepitar cuando se deja caer la aguja sobre ellos. Una aguja que ahora hay que comprar en sitios muy especiales y a precios desorbitados, pero que no deja de tener su encanto a pesar de las rayaduras, que a veces te obligan a poner una moneda de 5 céntimos de euro como antes hacíamos con las de 1 peseta, por ejemplo.

Algo parecido me pasa con los libros digitales. Y eso que dan muchas facilidades, como encontrar palabras rápidamente o guardar citas.

Posiblemente sea un fetichista (o un romántico) y me guste tocar, oler, volver atrás y adelante hacia las páginas cuya esquina he doblado (muchas) porque tienen pasajes interesantes. Igual que el tacto o su olor de imprenta.

No me importa mucho tener que levantarme cada 20 minutos para darle la vuelta al vinilo, con lo fácil que es escucharlo de un tirón en digital; o escuchar varios álbumes seguidos sin dejar la poltrona y no como “antiguamente”, cuando el máximo lujo era tener un plato de tocadiscos que te permitía apilar varios discos para tu comodidad que iban cayendo y reproduciéndose automáticamente. 

Y ahora, recurro a uno u otro sistema según lo que esté haciendo, por comodidad o por gusto. El vinilo tiene su ritual y es para disfrutar el momento. Lo digital es para salir del paso, para rellenar el tiempo por necesidad. Necesidad y urgencia frente a goce sin prisas.

Mientras escribo esto oigo el Rock & Roll Animal de Lou Reed. En vinilo.

¡Qué le vamos a hacer!


8.7.16

DOS LIBROS Y UN CONCIERTO



Durante algunos días, a caballo entre el final de curso y el comienzo de las “vacaciones”, he podido acometer dos tareas que tenía pendientes. La primera terminar de subrayar el libro del amigo Monterroso Lo que la verdad importa de la Córdoba romana, que ya comenté durante su presentación en mayo (y es que no me gusta dejar de subrayar las obras que leo y sus frases o fragmentos que más me gustan o llaman la atención).

Y también lo hice con la de Francisco S. Márquez Córdoba de la bicicleta a la vespa, en la que hace un ameno recorrido por la Córdoba de los años 50 del pasado siglo. En ambos hecho de menos un índice de nombres y lugares que me parece tan fácil de hacer en estos tiempos de la avanzada informática. 

De éste último autor estoy acabando su también (relativamente reciente) obra Córdoba insólita. En ella, y desde mi punto de vista, dedica demasiados epígrafes a las cuestiones religiosas. Y tal vez peca un tanto de falta de actualización sobre algunos datos; claro que en su defensa es imprescindible aducir que 1ª edición es de 2009 y yo he leído la 2ª, algo posterior... Tanto corre el tiempo y las cosas en esta Córdoba de 2016. De ésta última  me alegra su bibliografía, que recoge  fuentes informativas de gran valor para conocer la historia de nuestra ciudad.

Del concierto, solo señalar que su autor Santiago Auserón, (líder de los ex Radio Futura), cantó acompañado de la Orquesta de Córdoba, cuya interpretación fue impecable. El evento se encuadraba dentro del Festival de la Guitarra 2016 y tuvo lugar en un Gran Teatro rebosante de público. Personalmente me agradó el concierto (¡la música sienta tan bien!, aunque su imitación de Robert Palmer o Robbie Williams, vestido de smoking me decepcionó; al igual que al adolescente hijo de unos simpáticos australianos con los que compartimos platea. Y eso que el chaval, muy educado, aplaudió cada canción. Seguramente esperaba -como yo- un concierto de rock y se encontró con un largo concierto de casi dos horas, sin descanso y a “palo seco”. Un concierto en que las prolongadas florituras de la orquesta (o sus “arreglos”) dieron como resultado el que en algunos momentos dudase si me encontraba en una interpretación  “pop” de los Carmina Burana o entre alguna sinfonía de Vivaldi interrumpida por las voz del cantante. Quién por cierto, aunque la mantiene muy bien, fue ahogada por la orquesta. Y que, sobre todo el la primera parte, me pareció muy engolado en su traje y movimientos, perdiendo la “garra” o la fuerza de sus canciones en Radio Futura o Juan Perro.

Con guiños a la zarzuela, la música andalusí, Cosmopoética o Córdoba (de la que me gustó el que dijera que sus esculturas públicas no son de políticos, sino poetas y pensadores) y un público muy efusivo en sus aplausos, sin embargo no consiguió convencerme de esta que parece ser su nueva etapa.

14.5.16

LO QUE DE VERDAD IMPORTA DE LA CÓRDOBA ROMANA (libro)




Hoy he asistido en la Librería Luque a la presentación del último libro del amigo Alberto Monterroso titulado Lo que de verdad importa de la Córdoba romana. La obra, con un estilo ameno y lenguaje asequible a cualquier persona, recopila y profundiza en la importancia de la Córdoba romana que tanto está defendiendo razonadamente su autor desde su primera novela histórica (El emperador impasible). Y aunque no me he podido quedar hasta el final (he de corregir numerosos y extensos exámenes de 2º de Bachillerato), me ha llamado la atención su propuesta de Córdoba como "ciudad de las 4 culturas", ahora que otras ciudades se reclaman como "ciudades de las 3 culturas" (musulmana, cristiana y judía). La presentación, muy amena, como si de una entrevista se tratara, ha corrido a cargo del también profesor y conocido Antonio González Carrillo. El libro consta de 121 páginas con algunas ilustraciones sobre algunos de los personajes tratados y está editado por CordobaLibros.

16.4.16

Presentación del blog AL-ANDALUS, ARQUEOLOGÍA E HISTORIA



Hoy he acudido a la presentación del blog AL-ANDALUS, ARQUEOLOGÍA E HISTORIA en la Biblioteca Viva de Al-Andalus (Casa del Bailío). Y lo he hecho no solo porque el tema me interesa, sino porque su presentador, hasta hoy, era un ciberamigo que al fin he podido conocer en persona.

La presentación ha corrido a cargo de la doctora Mª Jesús Viguera (Universidad Complutense de Madrid y Real Academia de la Historia) y de José Luis García Clavero, profesor del IES MAIMÓNIDES. En la charla han participado mi ciberamigo Alejandro Pérez Órdoñez  y el fotógrafo del blog, Rafael Galán García .

Ha sido amena y bien ilustrada. Me ha sorprendido gratamente la numerosa asistencia de adolescentes estudiantes del IES MAIMÓNIDES. Sobre todo tratándose de un sábado por la tarde, fuera del horario lectivo.

Alejandro ha expuesto con lenguaje asequible la influencia de Al-Andalus en gran parte del territorio peninsular. No en vano esta civilización estuvo presente en la “piel de toro” más de 7 siglos y ha dejado profunda huella en nuestro arte, nuestras costumbres y nuestra lengua (más de 3.000 palabras). Y eso en un día que ando preparando una ficha de trabajo para alumnado de 2º de ESO bilingüe sobre las matemáticas y Al-Andalus. La exposición oral ha ido acompañada de las magníficas fotos de Rafael Galán en las que se ilustraba sobre la herencia hispano-musulmana desde Tarifa hasta Zaragoza, pasando por Ronda, Granada, Córdoba (of course) o Toledo.

Estoy convencido de que es importante para los cordobeses, y otros interesados en esta importante etapa de nuestra historia seguir el blog: “Al-Andalus, Arqueología e Historia”. Así como seguir su página en Facebook.

Se trata de una iniciativa particular, hecha a partir de trabajo desinteresado y sin ningún tipo de ayuda institucional. 

Un proyecto loable. 

6.9.15

DESPEDIDAS II (4º B - 2015)



La verdad es que no sé bien como empezar. La última clase con ellos (o penúltima, que ya no recuerdo bien) fue sorprendente. No me esperaba tal cosa. Era una despedida después de 4 años juntos en los que les había impartido las clases bilingües de Ciencias Sociales (Geografía e Historia). Cuatro años muy agradables en los que cada día me mostraban su educación, respeto  y (creo) cariño. Y eso no quita las (escasas) veces en que hube de reprenderles, menos colectivamente que de forma individual, debido a mi papel de adulto y profesor. Sin embargo, en esa grata despedida de ellas y ellos, en su comprensión, obviaron esos problemas puntuales y solo resaltaron lo bueno. 

Su regalo, en esa última sesión fue doble: libros y palabras dirigidos a mí por todos y cada uno de ellos y ellas. Los libros versaban sobre mi escultor favorito: Bernini. Un regalo “bilingüe” que por sus excelentes ediciones debió costarles una fortuna. Pero, sin desdeñar ese esfuerzo económico, lo mejor fueron las palabras que me dirigieron y que, por razones de intimidad, pudor y modestia no voy a reproducir aquí, aunque siempre resonarán en mi corazón. Todo lo que hicieron supera amplia y generosamente la idea que tiene la sociedad en general sobre los profesores, a los que se les recriminan sus vacaciones y otros tópicos. Que te valoren como persona y como profesional es la máxima retribución de un profesor; sobre todo los tiempos que corren.

Cuando me entregaron su obsequio se me hizo un nudo en la garganta; no sé si lo percibieron, pero sin duda tuve que improvisar unas palabras; palabras que no recuerdo exactamente, pero que fueron sinceras aunque no sé si completas para todo lo que quería decirles. De modo que este escrito trata en parte de rememorarlas o suplir las carencias de mi discurso en esa ocasión. 

Afortunadamente he tenido buenos grupos el curso pasado (2014-15); gente interesante, amable e inteligente, con los que ya había convivido (larga y agradablemente) durante 3 años (como el 3º A y el B), o los nuevos de 2º A y B, cuyo  interés y cariño a lo largo de curso acabaron por eliminar sus reticencias iniciales (me parece) ante un profesor nuevo para ellos. Para nada este escrito trata de quitarles importancia para mí. Es más, lamento enormemente que el próximo curso no pueda “disfrutar” de estos grupos “gracias” a la absurda norma de la Junta de Andalucía que no me permitirá impartirles clase por tener solo el B-1, pero que sin embargo si permite y obliga a dar Música (de la cual no tengo ni idea) al igual que otras materias “afines” como Francés, Economía, Informática, etc. como otras veces me he visto obligado a impartir.

En fin, y volviendo a mi 4º B, he de precisar que jamás, jamás, he tenido unas clases tan agradables a última hora (1:45 a 2:45) como con este grupo. Y era los lunes y los viernes, hora esta última (por razones obvias) horrorosa para cualquier profesor y alumnado.

Los viernes instituimos las sesiones “musicales”, que hubieran resultado impensables sin la esforzada y desinteresada colaboración del profesor de Música e imponderable amigo Alberto Rubio. Sus videos en Youtube elaborados expresamente para estas sesiones, que los alumnos exigían en tales días y que combinaban música e imágenes de cada una de las épocas que estábamos estudiando. Cuando se agotaba este recurso, vimos películas alusivas a la época (Mª Antonieta de S. Coppola para la Revolución Francesa, Senderos de gloria para la I Guerra Mundial o El reino del mal para el nazismo y la II Guerra Mundial…)

Y todo ello adobado por la discreta pero determinante presencia de nuestra lectora Rebecca Turley, que nos acompañaba los miércoles a 1ª hora y cuyas excelentes aportaciones con vídeos didácticos en inglés, me impulsaron a hacer un “deplorable” (creo) rap sobre la Gran Guerra, e incluso a hacer cantar a toda la clase (gozosamente) otro sobre la Gran Depresión

En resumen, un grupo que, repito, ha sido para mí de muchas satisfacciones profesionales y, sobre todo, humanas. Y esto en un año que en lo personal ha sido muy duro para mí.

Y desde aquí quiero agradecerles sus muestras de aprecio.

Les deseo y auguro un gran futuro. No les olvidaré jamás (a ninguno de ellas y ellos).

P.S.: Sin duda (me di cuenta después) que en esta despedida colaboraron otros profesores a los que agradezco muy sinceramente su generosa dedicación.