1.9.20

Roumeli. Viajes por el norte de Grecia



Ayer terminé de leer este libro de viajes, recomendado nueva y felizmente, por mi mi amigo Fernando Penco (del que ansío publique su libro sobre el Mediterráneo).

Anteriormente ya había leído otras obras de su autor, Patrick Leigh Fermor, tales como:

Aunque Roumeli se centra en una peculiar región al sur del Llano de Tesalia, no deja de referirse a otras zonas al norte del país heleno como Macedonia o Tracia. Y también a Creta. 

El libro comienza con un mapa de los lugares, parajes y ciudades mencionadas en la obra, al que sigue una introducción. Y luego seis capítulos:
  1. Los nómadas negros
  2. Los monasterios en el aire (sobre Meteora)
  3. El dilema heleno-romaico y un desvío a Creta
  4. Al norte del golfo
  5. El reino de Autólico
  6. Sonidos del mundo griego

Le siguen dos interesantes apéndices: uno sobre el término “sarakatsáni” y el otro sobre una especie de argot llamado “boliárico”.

Finalmente nos encontramos con útil índice de nombres y materias.

Aunque los distintos capítulos no están divididos en epígrafes, en la cabecera de cada página hay subtítulos que resumen su tema o contenido y que resultan también muy útiles u orientativos.

Literatura de viajes que nos ilustra sobre antropología, etimología, geografía, historia, olores, imágenes… Y que alterna descripciones, coloquios y reflexiones. En fin, una excelente fuente de conocimiento.

Lástima que en el siglo XXI ya no podremos disfrutar en vivo de esos escenarios y sus personajes, costumbres, sonidos, paisajes (tanto naturales como urbanos) etc… Debido a la modernización o globalización, que, sin duda habrá mejorado las duras condiciones de vida de los habitantes de éstas tierras agrestes, salvajes y tan pobres.

Un autor que llegó a conocer y amar tanto a Grecia, y al pueblo griego, que decidió instalarse y morir allí.


31.7.20

Coronavirus o Covid-19 (Mi percepción)


Fuente: DNS de España. Los datos son de abril de 2020.

Tengo por norma el no tratar de política en este mi blog. Pero el problema del nuevo virus trasciende lo político, lo social y llega, incluso, a lo personal. Hasta ahora no había expresado mi percepción de la gestión política de la pandemia; y he seguido, y sigo,  las recomendaciones de los responsables de la sanidad en España al respecto. Pero ahora han saltado de nuevo las alarmas por el rebrote, y también las mentiras de nuestro gobierno que, me parece, ha gestionado tan mal la crisis sanitaria, social y económica en la que nos hayamos sumidos. Así que apunto algunas cuestiones que creo criticables:
  1. La presencia del virus era conocida al menos desde febrero de 2020.
  2. El estado de alarma se decretó el 14 de marzo, es decir, seis días después de las masivas manifestaciones del 8-M (ocho de marzo de 2020).
  3. Al principio del estado de alarma Fernando Simón dijo que no era necesario el uso de mascarillas (¿tal vez porque no había suficientes?).
  4. Meses después (cuando ya había suficientes mascarillas) ordenó el uso obligatorio de ellas.
  5. El gobierno y su representante epidemiólogo no tomaron nota del caso de Italia, anterior, y nos pusimos a la cabeza de contagios europeos, adelantando a un país que tiene casi más de 20 millones de habitantes que el nuestro. ¡Bingo!: España a la cabeza del mundo por algo que no es el deporte.
  6. Al principio de la pandemia hice una aproximación geográfica a la expansión del virus, en la que no me cuadraba el caso de Irán (por ser un país pobre y no turístico). Lo hice en mi muro de Facebook.
  7. Ahora resulta que no hubo o no hay “Comité de Expertos” asesores para la “desescalada” en nuestro país. Mentira tras mentira por parte del gobierno español. Las estadísticas sobre la epidemia en nuestro país han ido variando sin que se nos haya explicado el porqué. De modo que la falta de transparencia se ha instalado aquí.
  8. De modo que creo que nuestro presidente del gobierno y su “Comité de expertos” para la pandemia, deberían dimitir enseguida. Empezando por el tal Simón y el inane, críptico, Ministro de Sanidad Illa (o “illo” como dicen los jóvenes).
  9. Las TICs o NN.TT. de las que presumía nuestro país desde hace una década, han resultado un fracaso -especial, aunque no únicamente en la educación- como se ha demostrado durante el confinamiento. Pues se invirtió un montón de dinero (al menos en Andalucía) en dotar de un “laptop” a cada alumno de educación primaria. Muchos de los cuales acabaron en el mercadillo. Esto lo sé de primera mano por mi experiencia como docente. Y ahora los discentes o sus padres se quejan de que no tienen conexión a internet, mientras suben multitud de fotos a diario a redes sociales como Instagram ¿Cómo se come esto?
  10. Desde mi puesto de Jefe del Departamento de Formación e Innovación Educativa de mi instituto (FEIE en Andalucía), he intentado fomentar las TICs en mi centro, pero el CEP se empeñaba en fomentar los cursos sobre Valores, Competencias y Diversidad de “género”. Y tampoco la Administración en general ha estado preparada para estos tiempos en que había que evitar los trámites presenciales.
Y así están las cosas: un país hundido económica, social y educativamente.

¡Me lo expliquen!

19.6.20

Eucaliptos




Ya sé que esta especie de árboles está importada desde Australia. Y de las nefastas consecuencias que su replantación masiva ha supuesto en muchas zonas de la península Ibérica, como en Galicia; porque resecan el terreno e impiden el brote de otras especies vegetales.

Su plantación vino dada por razones principalmente económicas: crecimiento rápido que proporcionaba madera y celulosa baratas, aunque ecológicamente supusieron en nuestro país un desastre ecológico arrinconado, cuando no exterminando, extensas superficies pobladas de especies autóctonas, más resistentes -por ejemplo- a los incendios forestales que tanto ha sufrido Portugal, nuestro país vecino, en los últimos veranos. Tanta es su presencia allí que hasta han elaborado en el Algarve un “aceite de eucalipto” que tiene propiedades terapéuticas especialmente relacionadas con las vías respiratorias o, simplemente, como ambientador. También entre sus virtudes está la desecación de zonas pantanosas. Para mí -personalmente- su utilidad se basa en la miel elaborada por las abejas a base de sus flores. La llevo tomando muchos años en invierno, porque soy proclive a resfriados y faringitis, y me han dado un magnífico resultado, de modo que ahora procuro tomarla todo el año.

Pero lo que me mueve ahora sobre ellos es la plasticidad visual -cambiante-  de su corteza, que en mi tierra va desde el gris al negro pasando por el marrón. Luego en la provincia de Huelva, donde abundan- descubrí troncos más coloridos. E, investigando, he descubierto que existe una variedad de ellos llamada “arco iris” por su variada gama cromática, que los convierte en los troncos más atractivos que conozco.

Eucalipto "arcoíris" (Eucalyptus deglupta)

Viene todo esto a cuento porque  hace unos días recuperé la foto de una de sus hojas caídas en el Jardín Botánico de Coimbra que, casualmente, combinaba los colores de la bandera lusa. En ese jardín comprobé que hay varias especies de este árbol las cuales desconocía. Como, por ejemplo, un eucalipto “blanco” que presentaba uno tronco terso de este color y que en el arranque de sus ramificaciones aparecían arrugas semejantes a los de la piel humana. 

Eucalipto "blanco" o Limao (Corymbia citriodiora)


Otras variedades y cortezas:

Corteza de eucalipto joven en Córdoba

Eucaliptos en las Marismas del Odiel (Huelva)

Corteza de eucalipto viejo en Córdoba



17.5.20

LA PESTE (A. Camus)




A raíz de la peste o pandemia de “Covid-19”que venimos sufriendo, me atreví a volver a ver la película La Peste de 1992, interpretada por el gran actor William Hurt en su papel del Dr. Rieux.

Y a pesar de lo lo deprimente de lo que se narra, aunque tan real o actual, me lancé a leer esta novela de Albert Camus en que se basa. Y eso en estos tiempos que lo que más necesito son lecturas vitalistas; pero ésta, en cierto modo lo es, a pesar de que sus sombríos pasajes son los que predominan.

En cualquier caso se aprende de ella; o se comprenden situaciones humanas que, muchos de nosotros, en mayor o menor grado, hemos vivido o podríamos vivir; porque este virus, de alguna manera, nos ha “puesto al día”; en el sentido de que no estaremos seguros nunca. A pesar de que los medios de comunicación se empeñan en estas fechas en lanzar mensajes optimistas, positivos, sobre la insólita situación que estamos viviendo esta generación que -afortunadamente- no ha sufrido la guerra ni el exilio, ni siquiera “interior”.

En cualquier caso muy recomendable. Alta literatura en una narración que alterna, excelentemente, la crónica de los hechos y los diálogos con la reflexión existencialista.

2.4.20

Glosario de "Milagro de la rosa"



La finalidad  primera de la recopilación de este glosario responde a la necesidad de aclararme yo mismo. Pero si le sirve a alguien más, ahí va.

Muchas palabras son de "argot", pues esta especie de novela de Jean Genet se desarrolla en reformatorios y prisiones, en las que el autor pasó muchos años de su vida. Algunas otras son palabras en desuso.

Tras cada término, y entre paréntesis, se indica la página o páginas en las que aparecen en la edición que he manejado, que es la de Editorial Debate de mayo de 1980

ACOLADA (31): Abrazo  acompañado de un espaldarazo dado a los caballeros neófitos en la Edad Media.
ANDORGA (122): Vientre, barriga.
ANQUILOSIS (364): Disminución del movimiento de las articulaciones.
ARRUGA (111 y 148): Acobardado, cobarde.
BARDAJA (73, 111y otras): Homosexual pasivo; “garzón”. 
BELUARIO (326): Domador de fieras.
BLONDA (360): Tejido a base de encaje. 
BOCHINCHE(112): Alboroto, taberna, chisme, fiesta.
BOQUI (117 y otras): Carcelero (funcionario de prisiones, policía)
CHAIRA (17 y otras): Cuchilla de zapatero para cortar las suelas de los zapatos. También puede referirse a un instrumento metálico para afilar los cuchillos.
ENDECHAS (183): Canciones melancólicas en que se lamenta algo.
GALOCHA: Calzado de madera con refuerzos de hierro, para la nieve, el barro o  la lluvia.
HERALES: (89 y otras) Pantalones.
JAVA (350):  Baile; vals simplificado, sensual, bohemio o popular (bajos estratos sociales) muy popular a en las primeras décadas del siglo XX.
KOLO (357): Danza balcánica (Serbia)  que se baila en corro o linealmente con sus participantes entrelazando los brazos y manos bajados. Declarada Patrimonio de la Humanidad. Parecido al sirtaki griego.
MISERICORDIAS (311): Puñales, estiletes muy usados en la Edad Media.
MIELGO (305): Mellizo, gemelo. 
ÑORDA (112): Mierda, excrementos.
OBENQUE (181): Cabo suelto que sujeta la cabeza de un palo o de un mastelero en un barco.
OJÉN (272): Aguardiente  a base de anís y azúcar.
PEDILUVIOS (314): Baños curativos de los pies.
PELGAR (79): "Pelagatos", persona sin importancia, habilidad ni ocupación. Puede referirse a truhán y golfante.
ROSAS DE TÉ (358): Especie de rosas cultivadas a partir de rosa gigantea y rosa chinensis.
TERLIZ (318): Tejido, tela fuerte de lino o algodón comúnmente con rayas o cuadros tejidas con tres “lizos”.
TOPERO (35 y otras): Ladrón que para penetrar en una casa hace saltar la cerradura o las bisagras mediante una palanqueta.

Todavía me quedan algunas palabras o expresiones por aclarar, debido a la dificultad para encontrar su significado; bien por ser de argot, bien por tratarse de localismos, etc. Entre ellas se encuentran: archimino, bul, Caballeros de la Guirnalda, calzoncillo de cinc, faya (tejido), gavilla, jebe, pipa, riflones, rufián y rufo, tole y truja.

Y como esto de internet es una cosa abierta, "interactiva" y en permanente construcción, agradeceré e incorporaré las aportaciones que cualquiera pueda hacer. 





25.3.20

PROCEDIMIENTO DE LA ÚLTIMA CENA (Cena Pascual)


La última cena. Leonardo da Vinci. Wikipedia.


-Se colocaban tantos cubiertos como comensales y se añadía uno más para el profeta Elías, que    quedaba sin utilizar.

-El oficiante, Jesús en este caso, se sentaba en el centro de la mesa.

-Frente al oficiante se colocaba una bandeja con tres panes ácimos que éste iría distribuyendo en trozos a lo largo de la cena.

-Repartidas por la mesa estaban otras bandejas con el cordero y las “hierbas amargas”.

-Todos los participantes contaban con una copa para el vino (más pequeña para el esperado Elías)

-Se seguía un orden determinado para la ingesta:

1º) Se escanciaba la primera copa de vino, que era bendecida.

2º) El oficiante debía lavarse y secarse las manos.

3º) Después él distribuía “carpas” en salmuera que servían como aperitivo (tal vez el “Este es mi cuerpo”…).

4º) Segunda copa de vino.

5º) Lavado de manos de todos los participantes.

6º) Nueva bendición.

7º) Se escanciaba la tercera copa de vino. 

8º) Comer el cordero.

9º) Nuevo reparto de pan ácimo (último bocado de la cena).

10º) Oración.

11º) Cuarta copa de vino (tal vez “¡Está es mi sangre…!”).




NOTA: Todo esto está tomado del libro de referencia “La última semana de Jesús”, de Javier Alonso, entre sus páginas 211 y 216, donde se puede encontrar información más exhaustiva,  que aquí hemos omitido para que el lector le resulte más fácil hacerse un composición de como debió transcurrir aquella cena en líneas muy generales.


23.3.20

Posible menú de la Última Cena (Cena Pascual)


Obra del pintor Duccio di Buoninsegna. Tomada de aquí

Prosigo con lo recogido del libro mencionado en los post anteriores. Y este pudo ser el menú de aquella cena:

-Pan ácimo (es decir, sin fermentar)
-Cordero asado
-Hierbas amargas *(ver detalladas más abajo)
-Salmuera o vinagre
-Vino

* ”Hierbas amargas”
Maror: rábano picante.
Jaroset: mezcla de manzana, nuez, almendra, dátil, canela y miel.
Carpas: apio o perejil, bañados en salmuera o vinagre.
Jazeret: lechuga u otra ensalada


NOTAS:
  1. Las “hierbas amargas” o el rábano picante eran una tradición para rememorar la amarga situación de los judíos en Egipto y provocar lágrimas.
  1. El orden o procedimiento en que se tomaban estos alimentos, proseguirán en una posterior entrada.