18.10.09

Tentecarretas




Domingo otoñal/veraniego en un paradisíaco paraje talbanés al que nos conduce Victorio en busca de certezas arqueológicas. Reunión de gentes de diversos tipos y lugares: experimentados espeleólogos de Priego, ancianos lugareños con muchos años y sabiduría a sus espaldas, arqueólogos de Córdoba, amigos que se desplazan desde Granada…

Manantiales, albercas (una octogonal, de fábrica hispanomusulmana sin duda), lavaderos…agua…mucha agua….. Y naranjos, granados, higueras, nogales… en un vergel arenoso que sin duda hubo de estar bien defendido desde época romana, al menos. Pues sorprende este oasis entre los campos resecos de la campiña.

Tras el minucioso y admirable trabajo de los espeleólogos-buzos (quienes se sumergieron en las ignotas e inundadas galerías), parece que se trata de una “cueva de agua” tallada por el hombre para represar el manantial, luego utilizada en alguna época seca como lugar de enterramiento, dado el ajuar funerario y las osamentas de época romana que los lugareños encontraron hace ya unos decenios.

Una memorable jornada tachonada de intensos aromas, sonidos y colores. Y de camaradería y gusto por el conocimiento.

MÁS FOTOS: AQUÍ.
También disponible algún pequeño video: ACÁ.

5 comentarios:

Lisístrata dijo...

Esperaba esta crónica. Supe q habíais estado explorando los lugares históricos de Talbania. He visto las fotos y hay algunas joyitas, sobretodo en torno a la alberca octogonal y el primer plano de una maravilloso chorro q fuye hacia ella (supongo).

Intuyo por el reportaje q fue un interesante y precioso día.

1 saludo >:o]

Jerónimo Sánchez dijo...

¡¡ Qué buen día echamos Rafa !! La verdad es que fue todo un espectáculo ver a los del G-40 en acción. Para que luego digan que aprender es aburrido. Gracias por las fotos y por los videos, son un testimonio fiel y bello de lo que allí ocurrió.
Hasta la próxima.!!!!!

Paco dijo...

Enhorabuena. La explicación científica creo fue la que dio Jerónimo en la Conferencia de Montilla, en la que recuerdo se expuso una fotografía de la entrada.
Saludos.

Antonio Aguilera dijo...

Sabìa de la profesionalidad de mis paisanos del G-40. Pero no sabía que también eran buzos.

Con cierta frecuencia gozamos con la lectura, de importantes descubirmientos perpetrados por este grupo, en los medios de comunicación.

Está tan bien conseguida tu crónica, Rafael, que incluso he disfrutado de los aromas que describes, tan acertadamente, sobre ese vergel situado en mitad de la campiña.

Saludos

La Cocinera Políglota dijo...

¡Qué coincidencia, querido Rafael!

Mira este enlace
http://cid-e1d8b4214ce9abbe.skydrive.live.com/self.aspx/INSTANTANEAS/entrada%20a%20la%20Catacumba%20de%20Tentecarreta.jpg?ct=photos&sa=861245805

Un saludo.