8.5.13

PASEOS DE JANE 2013


Puerta del Rincón

El pasado domingo tuve la ocasión de guiar unos de los Paseos de Jane, evento internacional en recuerdo a esta arquitecta y urbanista norteamericana que defendía unas ciudades más humanizadas.

El mío se titulaba “A través de las murallas” y se trataba de recorrer parte de las murallas de la Axerquía en su lado norte, en el barrio que habito. Ver los restos de esas murallas, su historia y algunos enclaves importantes. Aunque también pretendía contrastar la diferencia entre casco histórico y ciudad moderna; barrios antiguos con barrios nuevos, calles estrechas e irregulares con calles anchas y rectas; casas tradicionales con bloques de pisos, sonidos (ruidos) y ambientes muy distintos. Pero este último objetivo creo que no lo conseguí.

Desde el principio me dominó el “miedo escénico”, porque, a pesar de mi profesión, el plantarme delante de un grupo numeroso de adultos me hizo flaquear. Y eso que estuve arropado por muchos y buenos amigos y familiares; entre ellos Paco Madrigal, quien me ha obsequiado con  un excelente reportaje del recorrido, del que yo no pude ocuparme (a pesar de llevar mi cámara plateada) por los nervios. Vinieron gentes de todas las edades, vecinos del barrio y  de otros lugares. A todos agradezco su asistencia y la atención que prestaron a mis explicaciones. Y por supuesto las interesantes preguntas y aportaciones que hicieron. De entre ellas quiero mencionar a tres, sin menoscabo de los restantes asistentes. El primero un señor mayor vecino del barrio que aportó algunos datos y me dijo que este tipo de actividades estaban muy bien. En segundo lugar a Francisco Solano Márquez, buen conocedor de Córdoba sobre la que ha escrito varios libros, además de haber dirigido diarios locales como  La Voz de Córdoba. Y finalmente una niña de 12 años; creo que se llama Ainoa, pues nuevamente los nervios de la despedida, y mi mala memoria, me jugaron una mala pasada. Anduvo todo el paseo junto a mí, escuchando con interés  mis explicaciones y haciendo preguntas  inteligentes e interesantísimas, a las que a veces me costó trabajo contestar. Como, por ejemplo, de qué estilo arquitectónico era la Torre de la Malmuerta o la iglesia de Santa Marina, por sus arcos góticos. En verdad que sería un placer dar clase a un grupo con 10 o 15 chicas/os como ella, que ingresará el año que viene en un IES, según me dijo.

Calle Imágenes

El recorrido se inició en la Puerta del Rincón, e inmediatamente cambiamos el guión del paseo para introducirnos en la calle Imágenes, donde nos recibió GOVAL y una vecina que nos ilustró claramente de su interesante proyecto colaborativo que celebra ya muchas ediciones y que, en el presente año, está dedicado a la TRANSPARENCIA. 

Continuamos por calle Adarve y la etimología del nombre, vemos el resto de muralla restaurada pero se me olvida hablar del Cristo inserto junto a las escalerillas que conducen al Campo de la Merced (hoy Jardines de la plaza de Colón). Volvemos a saltarnos el guión y penetramos en la casa-paso de la calle Chaparro. No es posible atravesarla, pero sus habitantes, que se esfuerzan estos días para presentarla al concurso de los Patios, nos dan todas la facilidades para ver lo visitable. El siguiente hito es la Torre de la Malmuerta, sus leyendas y realidad. Pasamos al lado “moderno” de la ciudad visitando el chimeneón (plaza Flor del olivo) felizmente conservado como homenaje a la primera industrialización de Córdoba. Allí F. Solano Márquez nos aclara que Baldomero Moreno (fabricante de la mayonesa MUSA, entre otros productos agroalimentarios) fue un escribiente-emprededor de los Carbonell, que tenían fábricas contiguas y sobre los que pone de manifiesto el libro sobre esta última familia industrial procedente de Alcoy y cuya residencia o “palacio” afortunadamente se ha conservado, albergando la actual sede de VIMCORSA.


º
Chimeneón

Luego pasamos a la Puerta del Colodro, cuyos acertados paneles informativos, y los propios restos puestos en valor, dejan poco margen para explicar. Vamos hasta la salida de la casa de paso de Chaparro, en la plaza de la Lagunilla, para constatar el valor de estas casas de paso y sepan localizarla. Después seguimos el trazado de la muralla almorávide con los requiebros que presenta en este tramo, posiblemente debidos a la topografía del terreno (Costanillas = cuestas). Plaza del pintor Rafael Botí,  Muro de la Misericordia (con su tipología de casas ya en extinción), Jardín del Piojo, calle Fernando de Lara (restos del antiguo manicomio o “Casa de los Locos”), restos de la muralla hasta llegar a la puerta del Marrubial, donde tuerce en ángulo recto hacia el sur. Fin de trayecto en el que recibo mediante aplauso el reconocimiento de los asistentes (insisto: os agradezco vuestra asistencia y agradecimiento) y en el que también se explica y aplaude el ingente trabajo altruista de los organizadores de este evento en nuestra ciudad: Javier Burón (en representación de Colaborativa) y el colectivo cordobés A PATA.

Esquina avenida Ollerías con Ronda del Marrubial


FOTOGRAFÍAS CORTESÍA DE PACO MADRIGAL: VER MÁS AQUÍ

3 comentarios:

José Manuel Fuerte dijo...

La verdad, Rafael, es que si tenías nervios no se te notaron, porque yo te vi como las pocas veces que hemos estado juntos.

El recorrido fue muy interesante, y especialmente a resaltar fueron las "sorpresas" que tenías reservadas, como lo de la calle Imágenes, la calle del Chaparro, o esa parada en Muro de la Misericordia explicando la única muestra de las casas típicas de esa zona de la ciudad.

Lástima que me tuve que marchar antes de tiempo y me quedé con las ganas de confirmar dónde estaba la Puerta Escusada exactamente, que supongo que hablarías de ella.

Una bonita mañana primaveral y unas explicaciones en el mismo nivel. Enhorabuena.

Un abrazo.
P.D. Las fotos de Paco Madrigal, como siempre, sin desperdicio.

Rafael Jiménez dijo...

Muchas gracias, José Manuel; eres muy indulgente conmigo y fue una grata sorpresa tu asistencia. Me alegra que te pareciese interesante el paseo. En cuanto a lo nervioso, a lo mejor no se notaba, pero lo estaba. Hasta el punto de que se me olvidó mencionar el cine Rinconcito.
Paco Madrigal me ha enviado todas las fotos que hizo y me ha autorizado a subirlas, cosa que he hecho ahora mismo. Si quieres, puedes verlas aquí: http://www.ipernity.com/doc/rafaelji/album/317427

Un abrazo,

Francisco Madrigal dijo...

La cosa estuvo muy bien, entretenida ,muy interesante y didáctica ,actividades como estas deberían realizarse mas a menudo.

Un abrazo.

Paco Madrigal