18.10.09

Tentecarretas




Domingo otoñal/veraniego en un paradisíaco paraje talbanés al que nos conduce Victorio en busca de certezas arqueológicas. Reunión de gentes de diversos tipos y lugares: experimentados espeleólogos de Priego, ancianos lugareños con muchos años y sabiduría a sus espaldas, arqueólogos de Córdoba, amigos que se desplazan desde Granada…

Manantiales, albercas (una octogonal, de fábrica hispanomusulmana sin duda), lavaderos…agua…mucha agua….. Y naranjos, granados, higueras, nogales… en un vergel arenoso que sin duda hubo de estar bien defendido desde época romana, al menos. Pues sorprende este oasis entre los campos resecos de la campiña.

Tras el minucioso y admirable trabajo de los espeleólogos-buzos (quienes se sumergieron en las ignotas e inundadas galerías), parece que se trata de una “cueva de agua” tallada por el hombre para represar el manantial, luego utilizada en alguna época seca como lugar de enterramiento, dado el ajuar funerario y las osamentas de época romana que los lugareños encontraron hace ya unos decenios.

Una memorable jornada tachonada de intensos aromas, sonidos y colores. Y de camaradería y gusto por el conocimiento.

MÁS FOTOS: AQUÍ.
También disponible algún pequeño video: ACÁ.